a expolitoxicómanos convictos
La Misión BS, E. Morricone       
_ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _ _


miércoles, 31 de diciembre de 2008

Cuándo aparece el ensalzamiento de la Fe?


Si ensalzamos la Fe, ésta no puede venir en rescate de la Razón.

Sobre la cuestión del "Filoque"


Es de imaginar que en el 587 no se enviaban SMS ni habían facebooks. Ni siquiera habían faxes ni teletipos.

Pero como en alguna zona la teología más en boca de la gente se podría desprender que el Espíritu Santo procede del Padre y que como el Hijo es igual al Padre es de la relación de ambos de la cual procede el Espíritu Santo.
Así, sin mala intención, con ocasión del concilio de Toledo, local que no universal, el rey Recaredo añade "el filoque" en su profesión de Fe.

Es razonable no compartir esta concepción teológica de la Santísima Trinidad sin que por eso se la esté negando, máxime cuando en el concilio ecuménico precedente la "Santísima Trinidad" era de otra manera.
A mí este modo de ver la vida íntima de la Santísima Trinidad me parece estática, más antropológica a primera vista y más simple por tanto.
Estática en el sentido en que las personas se las consideran objetos. Una concepción trinitaria objetiva, se podría decir. Pero esta no es más que una mera imagen o representación humana de lo divino. Así es más fácil, más piadoso y más beatujo "contemplar" la Sagrada Familia como imagen de la Trinidad Beatísima y desarrollar así toda una teología fácil y espirituodulzona.
La teología Trinitaria sin el "filoque" no la conozco. Podría hacer suposiciones o intentos de montarla pero preferiría conocerla primero tal como la hayan pensado.

El caso es que de la Santísima Trinidad hay otra concepción más dinámica como expuse en el post de hace tres día que titulaba precisamente Santísima Trinidad y el símbolo en el simbologismo.
Y también se podría decir perfectamente que la Tercera Persona divina es en verdad la Primera. Pues es el Amor el verdadero origen de Dios y en virtud de Él, Dios no es arbritario ni juega a los dados con su Creación, ni este Universo es uno entre infinitos posibles ni existen extraterrestres alienantes.

Me parece una incoherencia poner en tercer lugar a la Persona llamada Espíritu, aunque con la lógica sea justificable.

Nota: sobre "la estructura piramidal y S. Agustín" quizás hable otro día.

lunes, 29 de diciembre de 2008

Un comentario a la laicidad pública


No sé si se deben quitar los crucifijos de los edificios públicos. Lo que sí se debe y esto siempre lo han hecho los santos, es que independientemente de la impregnación de la simbología cristiana en los edificios estatales es la interiorización de la Cruz.
Sería una hipocresía colocarse al amparo de una institución o estamento público simbologizado sin tener formada la conciencia por la Cruz.
El Cristo que vale es el que se ve en los cristianos.

Personalmente me da lo mismo que haya crucifijos en las escuelas públicas. Sí que es verdad que es de agradecer verlos, así como la imaginería mariana, en fachadas de viviendas (que todavía se da en cascos antiguos y pueblos).

Ahora bien, si después de descolgar crucifijos en las aulas va a venir la prohibición de celebraciones públicas como las de ayer en Madrid, muy a pesar mío, pues sería algo que no acabaría de entender, me vería moralmente obligado a alistarme en el frente para la permanencia de los crucifijos en los edificios públicos.

Decir a mi hermano ortodoxo que el Magisterio de la Iglesia Católica es mayoritariamente (valga la expresión) aristotélico, es decir, tomista. Pues en ese terreno nos sentíamos seguros.
Eso no es óbice para seguir estando seguros de manifestar la verdad en otros terrenos y lenguajes. O para empezar a captar la verdad desde otros lenguajes y discursos.

Motor inmóvil: su corrección lógica


Es curioso para nosotros que a Dios se lo considere Motor inmóvil.
Es curioso ver cómo no hay contradicción en que el Motor inmóvil sea pura dinamicidad, estable y constante: sempiterna.

O es que acaso alguien puede bucear en los orígenes de Dios?
Lo que sí está claro es que la Razón reclama algo que sea desde siempre: si no lo es un Dios trascedente, lo debe ser el Universo material o la Energía en cuanto "material de la Materia" y en cuanto "material energético libre".
Y el que sea desde siempre reclama la propiedad de la estabilidad, de lo no móvil según el lenguaje de Aristóteles.
En Dios se identifica Ser y Esencia (como no puede ser de otra manera). Luego, entre otras cosas, las Personas divinas son sus Procesiones.

domingo, 28 de diciembre de 2008

Santísima Trinidad y el símbolo en el simbologismo


Dios es el que es y es Amor. Dios es su Espíritu y el espíritu del Padre es el Santo y el espíritu del Hijo es el Santo, el mismo.

Sabemos por Revelación que en Dios, siendo Él único, hay tres personas: el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Y así se nos representa a la mente: tres personas, tres objetos, tres elementos, como tres algos. Y así tenemos una concepción estática de Dios: un señor mayor, uno más joven y una paloma resplandeciente.
Si además reforzamos la elucubración con eso del motor inmóvil, causa incausada y perfección de todas las perfecciones en grado sumo, menudo Dios se nos queda.

Dios es dinamicidad. En Dios todo es dinámico salvo la dinamicidad que es constante y sempiterna. El motor inmóvil tiene que ser movimiento, sino no puede causar algo de su misma especie. De ahí que en la consideración del acto puro del ipse esse subsistens se siente que las redes neuronales revientan y llega la demencia: no podemos ser así. Nos puede embargar la melancolía de pensar lo lejos que estamos de la verdad y la depresión de la imposibilidad utópica.

El espíritu del Padre es la Paternidad. El espíritu del Hijo es la Filiación. Es espíritu del Espíritu Santo es el Amor, la relación: el espíritu de la Paternidad es el Amor; el espíritu de la Filiación es el Amor.
Las personas divinas son las procesiones intra-trinitarias. Por tanto, se puede decir que las personas divinas no existen: las personas divinas, tal como se nos representan en la mente, no existen.

También se puede decir que la aspiración humanista de la igualdad de todos los hombres apunta a lo mismo que la utopía de la anarquía filosófica. Entendiendo esa "arquía" como algo de obra humana, como es toda Ley tal como la concebimos los hombres.
Así el símbolo de Dios no es un triángulo o el pico de la pirámide y mucho menos con un ojo dentro.
El símbolo que más se acerca a lo que Dios es y debe representar es un pentagrama musical.

Luego es verdad, en este sentido, que, al igual que las personas divinas no existen en cuanto que no las podemos concebir sino como objetos mentales, Dios no existe. Para acceder a Dios hay que superar el límite mental que tal objeto nos marca.
Dios a través de satánicos y proscritos por nuestra cultura y religión nos lo ha estado diciendo. Y también a través de poetas y místicos... y de gente sencilla (no confundir con una persona simple que es la meramente iniciada en lo académico, en el conocimiento, la reducida a tal espejuelo).

La Realidad no es piramidal y Dios es musical (ni siquiera circular).

sábado, 27 de diciembre de 2008

De Imagine


Cuando la razón discurre parece que sigue todavía en el Paraíso o a él lo anhela. Parece que esté inspirando una utopía que se tenga que instaurar sin fuerza política.

En ese sentido, Lennon me parece preclaro en su canción Imagine que ya colgué en este blog.
Veo visiones o me parece que en la primera estrofa está hablando de nihilismo, en la segunda de anarquismo y en la tercera de comunismo?

El nihilismo utópico o soñador es análogo a ese estado en el que la Fe o las imágenes de lo que nos es velado, como el rostro de Dios y el verdadero nombre de todo lo creado, no estarán así como la Esperanza.
El anarquismo utópico es análogo al Pueblo de Reyes, a la Asamblea Santa que es la Iglesia.
El comunismo utópico es análogo a ese reino del Amor.

Por qué uso la palabra "análogo"?
Cómo despertar de ese sueño?

Mundo, demonio y carne │ 01


Personalmente no me gustan las relaciones biunívocas entre conjuntos conceptuales. Es más, procuro no ser algebraico en el pensar, en el meditar y, mucho menos, en el contemplar.
El caso es que me recuerdan los enemigos del alma a la terna crística "Camino, Verdad y Vida".
Por lo que cabría reformular a los enemigos del alma como desorientación, falsedad y no-salud.
Cuando suelo hablar de Razón, en mayúscula, y en base a estos tres términos que se predican de Jesucristo, no solo la estoy refiriendo al ámbito de la Verdad sino que la Razón abarca el Camino, la Verdad y la Vida en cuanto que la Razón abarca el conjunto del ser racional que es el hombre. Los tres son uno en el hombre y a tal Razón, tal Fe.
Hablando del origen de la falsedad, lo encontraríamos en el demonio. Pero la verdad es que eso me dice bastante poco para atajar la falsedad. Ya que si hablo de él como una cosa debería percibirlo sensorialmente (y no me refiero a los sentimientos o las somatizaciones). De hecho es Cristo quien revela el Hombre al hombre (y al ponerlo en mayúscula no lo estoy sobrenaturalizando) y quien nos justifica, es decir, nos abre el camino al árbol de la Vida. Y sin esa revelación ni esa liberación que en la Historia ya se produjo no sería posible al hombre el retorno al paraíso.

Pero de alguna forma, aunque ya per se de facto sea algo estéril, nos empeñamos intelectualmente en saber distinguir la verdad y lo que hacemos es desvelar la falsedad (en el activismo y en el compromiso por una fuerza social). Es curioso que solo mediante el misterio de la piedad se esclarezca el misterio de la iniquidad y que con la razón no consigamos más "efectividad" que desvelar la falsedad para que aparezca la verdad (bueno, desde la última conjunción copulativa entrecomillaría todas las palabras).

Hay escritos de esa "filosofía oculta", esos que no necesitan de verificación autoral ni de traducciones fidedignas, en que se da una inversión de la realidad. Inversión no es tanto que Caín o Judas o una supuesta Lilith pasen a ser héroes y los buenos de la película, sino por la relación entre las nociones que se dan para que esa ficción sea posible.
La verdad es que el que me hagan una biblia de Satán o una contra-biblia a partir de nuestra Santa Biblia me parece que es una chiquillada a la que mostrar indiferencia.

Algo más sobre el tema de los enemigos


Hablando de enemigos, el enemigo sería el anti-cristo que se supone que es la bestia parda apocalíptica de ene cabezas.

De verdad, o al menos me lo parece, que hay un discurso hablando del enemigo o de los enemigos que es bastante funesto y como dándole demasiado protagonismo y en el que el mismo Dios aparece eclipsado. Y eclipsado es incluso el que se reparta el panorama entre ambos.
Se dice que pensar que no existe el enemigo es precisamente lo que el enemigo quiere para campar a sus anchas. No sé: mi conciencia me habla sin necesidad de vivir una presencia del enemigo.
Eso se decía propiamente del demonio y del pecado. Hay un discurso de lo demoníaco igualmente funesto, alienante como el de los ovnis o las fantagorías de la civilización egipcia o maya. Y ante ese discurso, lo propio sería decirle al señor del discurso que se olvide del demonio para que deje de poseerle.
Pero si deja de estar poseído o condicionado por tal discurso por olvidarse del demonio, ¿indica eso que su conciencia se vaya a volver laxa? Pienso que no: por qué?
A no ser que se esté pensando (confundiendo con) en el enardecimiento belicoso entre fuerzas sociales.

Me pregunto si cuando se llega a amar al enemigo deja de ser enemigo o si cuando se ama al enemigo es porque ha pasado a engrosar nuestras filas.

Por cierto, no sé si es el hombre o el varón el que da a la primera mujer el nombre de Eva. Hice notar en un post anterior que tal nombramiento se daba ya fuera del Paraíso y el varón se queda como sin nombre. Matizaría diciendo que el nombramiento de la madre de todos los hombres no se dio por estar fuera del Paraíso sino que se tenía que dar después de la prueba, independientemente de que se superara con éxito o no.

miércoles, 24 de diciembre de 2008

De Metafísica. De cual?


Por ser hoy el día que es y por tener un ratito antes de comer, en el cual me escaqueo de la fiebre consumista, febril en plena crisis, se me pasa por la cabeza un asunto liviano y poco sesudo.

Sin ánimo de ser riguroso ni exhaustivo, en esta vida me he encontrado con cuatro cosas llamadas por el mismo nombre: metafísica.

Primero tenemos la archiconocida Metafísica de Aristóletes, en la cual parece ser que este autor habla de la estructura conceptual del ente, del cambio, del motor inmóvil y todo eso. Y también hacen metafísica los neoaristotélicos, los tomistas y los escolásticos. Obvia decir que para Aristóteles, física no era la física como nosotros la entendemos ahora. Ahora física no es más que una disciplina del saber en el ámbito de los accidentes ontológicos.

En segundo lugar, tenemos el conjunto axiomático gnóstico llamados los siete principios de la metafísica. Esta metafísica no tiene nada que ver con la anterior. Pues no son más que ideas preconcebidas para tamizar, encorsetar y/o interpretar la realidad sin ningún desarrollo lógico previo, ya que se tratan de axiomas: de los axiomas a la gnosis en un plis-plás.
Algún día me detendré en cada uno de esos axiomas y lo que dice la filosofía no-oculta al respecto.

En tercer lugar, cualquier representación de la realidad no-ontológica, en la que se muestra sin apariencias, sin velos, su significación, su esencia, la concepción del cognoscente,... O incluso una modelización geométrica simple de lo figurativo.

Y por último, tenemos la metafísica que es la Física que todavía no se ha desarrollado y que nos da por especular. Sí, una variante de la ciencia ficción.

sábado, 20 de diciembre de 2008

Política vaticana: el último ejemplo


Para que veamos cómo está el mundo y lo que hay que hacer.

En la ONU se iba a elevar una propuesta, la cual, según las campanas que se oyen, pretende la descriminalización de la homosexualidad en aquellos países que todavía esta penalizada por la Ley.
El vulgo no sabíamos nada de todo esto y nos enteramos porque entrevistaron en New York al representante de la Santa Sede en la ONU. Entrevista que no se encuentra y que dicen que fue concedida a una agencia de noticias religiosas que tampoco se encuentra. Pero parece ser que en esa entrevista refleja la postura de la Santa Sede al respecto.

A partir de ahí la "manipulación" de los mass media está servida: lo relevante para el vulgo de la propuesta es la despenalización de la homosexualidad en todos los países y si el arzobispo Celestino Migliore dice que votará en contra de la propuesta... no hay otra opción: al día siguiente todos los medios se harán eco de que la Santa Sede no apoyará la descriminalización de la homosexualidad. Es impepinable! No hay opción a manipular.
Ahora bien, que no se levante nadie en protestas contra el Vaticano que hará el ridículo más espantoso, pues no tiene el Vaticano más que desmentir los titulares de prensa: dos intervenciones del portavoz vaticano y una declaración oficial.

Me pregunto:
  1. quién manipula qué?
  2. por qué si la Santa Sede considera injusta la criminalización de la homosexualidad no ha hecho ya la propuesta a su gusto (a nuestro gusto) y parece que espera a que otros la hagan?
Mi abuelo ya decía que la política es muy fea.

Aclaración vaticana de su actitud ante la movida homosexual en la ONU


La agencia Zenit nos da la noticia en la que se publica la declaración que emitió este jueves la delegación de la Santa Sede ante la asamblea general de las Naciones Unidas en la que se presentó la Declaración sobre derechos humanos, orientación sexual e identidad de género por iniciativa de Francia. El texto de la declaración es el siguiente:
La Santa Sede aprecia el intento de la Declaración sobre derechos humanos, orientación sexual e identidad de género, presentada en la asamblea general de las Naciones Unidas el 18 de diciembre, de condenar todas las formas de violencia contra las personas homosexuales, así como de pedir a los Estados que tomen las medidas necesarias para acabar con todas las penas criminales en contra de ellos.
Al mismo tiempo, la Santa Sede observa que la formulación de esta Declaración va mucho más allá de este intento compartido.
En particular, las categorías de "orientación sexual" e "identidad de género", utilizadas en el texto, no encuentran un reconocimiento o una definición clara y acordada en el derecho internacional. Si estas categorías son tomadas en cuenta a la hora de proclamar y aplicar los derechos fundamentales, crearían una seria incerteza en la ley, y socavarían la capacidad de los Estados para introducir y aplicar convenciones y criterios de derechos humanos nuevos o ya existentes.
A pesar de la justa condena y de la protección de todas las formas de violencia contra las personas homosexuales que hace la Declaración, el documento, si es considerado en su totalidad, va más allá de este objetivo y deja espacio a una incertidumbre en el derecho, planteando un desafío a las normas existentes sobre derechos humanos.
La Santa Sede sigue afirmando que todo signo de discriminación injusta contra personas homosexuales debería ser evitado y pide a los Estados que eliminen las penas criminales contra ellas.

Borrador sin fuente


Tenía este texto en borrador en el blog y ahora no encuentro la fuente. Debe ser la noticia de algún medio que copié para comentar. De momento no hago ningún comentario y publico el texto.

El diario del Vaticano 'Osservatore Romano' denunció ayer que la posición del Vaticano ante los documentos presentados ante las Naciones Unidas sobre los derechos de los homosexuales y de las personas discapacitadas ha sido "hábilmente" manipulada con el objetivo de hacer pasar a la Iglesia como una institución "dura y falta de caridad"

En un artículo publicado en primera página y firmado por Lucetta Scaraffia, el diario asegura que las informaciones divulgadas la semana pasada respecto a la homosexualidad "enmascaran las verdaderas intenciones y motivos" del Vaticano.

Ambos documentos contienen "muchos elementos positivos junto a otros inaceptables según la moral católica, como es la posibilidad de abortar en el caso de los discapacitados o el reconocimiento del matrimonio de las personas homosexuales, con la consiguiente apertura a la adopción", explicó Scaraffia.

Sin embargo, esta explicación "no ha sido casi considerada" y "la Iglesia ha sido acusada incluso de querer la persecución legal de la homosexualidad", cuando en realidad, es algo que deplora y está dispuesta a denunciar.

Según Scaraffia, "este es el precio que paga la Iglesia católica" por ser "la única institución importante del mundo que se opone razonablemente a prácticas y medidas contrarias a la dignidad de todos los seres humanos" y señalar "quienes son las verdaderas víctimas".

Añadió, además, que estas son "no sólo los homosexuales cuando son discriminados, sino también y, sobre todo, los hijos que éstos quieren o querrían tener; no sólo las mujeres que abortan o son obligadas a abortar sino también y, sobre todo, los fetos a los que se priva de la posibilidad de nacer; no sólo los enfermos, sino también y, sobre todo, los embriones a los que se impide el desarrollo.

jueves, 18 de diciembre de 2008

Día tres de una novena de Navidad


Texto tomado de la “Consideración para el tercer día” de la Novena para el Aguinaldo por Fray Fernando De Jesús Y Larrea (1788).

Así había comenzado su vida encarnada el Niño Jesús. Consideremos el alma gloriosa y el Santo Cuerpo que había tomado, adorándolos profundamente.

Admirando en primer lugar el alma de ese divino Niño, consideremos en ella la plenitud de su ciencia beatífica, por la cual desde el primer momento de su vida vio la divina esencia más claramente que todos los ángeles y leyó lo pasado y lo porvenir con todos sus arcanos y conocimientos.

No supo nunca por adquisición voluntaria nada que no supiese por infusión desde el primer momento de su ser; pero Él adoptó todas las enfermedades de nuestra naturaleza a que dignamente podía someterse aún cuando no fuesen necesarias para la grande obra que debía cumplir. Pidámosle que sus divinas facultades suplan la debilidad de las nuestras y les dé una nueva energía; que su memoria nos enseñe a recordar sus beneficios; su entendimiento en El a no hacer sino voluntad lo que El quiera en su servicio.

Del alma del Niño Jesús pasamos ahora a su cuerpo, que era un mundo de maravillas, una obra maestra de la mano de Dios. Quiso que fuese pequeño y débil como el de todos los niños y sujeto a todas las incomodidades de la infancia, para asemejarse más a nosotros y participar en nuestras humillaciones. El espíritu santo formó ese cuerpecito con tal delicadeza y tal capacidad de sentir, que pudiera sufrir hasta el exceso para cumplir la grande obra de nuestra redención.

La belleza de este cuerpo del Divino Niño fue superior a cuanto se ha imaginado jamás, y la divina sangre que por sus venas empezó a circular desde el momento de su Encarnación, es la que lavó todas las manchas del mundo culpable.

Pidámosle que lave las nuestras en el sacramento de la penitencia para que el día de su dichosa Navidad nos encuentre purificados, perdonados y dispuestos a recibirle con amor y provecho espiritual.

Los enemigos de la Iglesia


Hace años decía que no conocía todavía a ningún enemigo de la Iglesia. Y en verdad, digo ahora, una vez pasado ese tiempo, que mi pensamiento era más "extremo": no hay enemigos de la Iglesia entre lo conocido y lo no-conocido según mi reducido ámbito existencial.
Pasados los años, me parece ver y sentir los miedos de los que conforman esta nuestra Iglesia en este siglo, en este mundo, en este tiempo.

Adán nombró a los "animales y a las aves", supongo que nombró a lo que conocía. El hombre dio nombre a su mujer fuera del paraíso pues iba a ser la madre de sus hijos. Nosotros parece que también necesitamos nombrar a los enemigos.
Éstos no son personas. Los nombres de los enemigos son comunismo, ideología de género, masonería, gnosticismo, paganismo, laicismo,... y por ende los comunistas, los ideólogos, los masones, los gnósticos, los paganos,... son los que personalizan a los respectivos enemigos. Pero no podemos tener varios enemigos. Por tanto, en la zona enemiga de cualquier enemigo está la meta-zona del enemigo por antonomasia. Y ya se nos abre una tarea intelectual para hacer abstracción de todos los enemigos importante e impresionante.

Pero aún así no es suficiente pues no unifica frentes. El enemigo se nos sigue presentando con diversos rostros. Como somos jerarquizados y ordenamos, ordenamos las distintas cabezas del monstruo y obtenemos que la bestia parda es... Como decimos de Hugo Chávez, no lo nombremos que lo invocamos. Pero a estas alturas del post ya se hizo tarde.

Digo yo, que los enemigos de la Iglesia son los del alma: el mundo, el demonio y la carne. Pero tener tres enemigos es algo tan inalcanzable como mistérico es el Dios Trino.

miércoles, 17 de diciembre de 2008

Adviento en un himno litúrgico

















Así te necesito
de carne y hueso.
Te atisba el alma en el ciclón de estrellas,
tumulto y sinfonía de los cielos;
y, a zaga del arcano de la vida,
perfora el caos y sojuzga el tiempo,
y da contigo, Padre de las causas,
Motor primero.

Mas el frío conturba en los abismos,
y en los días de Dios amaga el vértigo.
¡Y un fuego vivo necesita el alma
y un asidero!

Hombre quisiste hacerme, no desnuda
inmaterialidad de pensamiento.
Soy una encarnación diminutiva;
el arte, resplandor que toma cuerpo:
la palabra es la carne de la idea:
¡encarnación es todo el universo!
¡Y el que puso esta ley en nuestra nada
hizo carne su verbo!
Así: tangible, humano,
fraterno.

Ungir tus pies, que buscan mi camino,
sentir tus manos en mis ojos ciegos,
hundirme, como Juan, en tu regazo,
y -Judas sin traición- darte mi beso.

Carne soy, y de carne te quiero.
¡Caridad que viniste a mi indigencia,
qué bien sabes hablar en mi dialecto!
Así, sufriente, corporal, amigo,
¡cómo te entiendo!
¡Dulce locura de misericordia:
los dos de carne y hueso!

martes, 16 de diciembre de 2008

Fundamentalismo razonado y fideísmo inteligente


"Tengo fe en que otros han pensado bien y los defiendo porque han pensado bien. Y si me buscas las cosquillas, lo que defiendo es lo que piensan no a ellos".

"La coherencia lógica de la estructura conceptual es signo de verdad, de veracidad y de representación fidedigna de la Realidad".

"No vengas con demagogias, falacias y modas al uso que la Fe está así pensada. Así que o me respetas o desaparece".

"Qué problemas e inquietudes tienes si está todo ya en el Magisterio y lo que queda ya vendrá. Si te pones a pensar por ti mismo no vas a coincidir exactamente con Él".

El estado de Justicia original

Dios es Amor.
El hombre es imagen y semejante a Dios.
Luego el hombre es amor.

Es un silogismo del cual y de momento me atribuyo la autoría. Si alguien la reclama, entonces de declararé co-autor.

Y en tanto que el hombre ejerce de lo que es, en tanto que el hombre es más auténtico y genuino, más Dios es. En el Salmo 82 así se nos dice y Jesús nos lo recuerda en Jn 10, 34.
Yo no creo en una naturaleza humana que nunca ha sido como tal. Primero con lo preternatural añadido, luego con el estado caído y ahora con la posibilidad del acople sobrenatural.
Desde que la Iglesia es objeto de la historia, me da la impresión que siempre ha estado haciendo giros conceptuales para librarse de lo gnóstico como si de un pringue se tratara sin poder sopesar las consecuencias ya que, con tal preocupación encima, solo era posible con la perspectiva que da el tiempo.

En teología fundamental se enseña que el hombre era inmortal por un don gratuito de Dios y no debido a su naturaleza. Para llevarse las manos a la cabeza! Precisamente, huyendo del gnosticismo se cae en él.
Ya que si el alma y el cuerpo forman una unidad y el hombre en la materialidad fue creado, el cuerpo es tan inmortal por naturaleza que el alma. Siendo la naturaleza del hombre propiamente un don. Cómo distinguir el don de la naturaleza con el don de la inmortalidad? El estado natural del hombre es vivir en su corporeidad. Precisamente porque no es un ángel, porque la materialidad no es el principio maligno como postula el gnosticismo.
La impasibilidad no indica que fueran de piedra. Sino precisamente lo contrario: eran más de carne que nosotros que tenemos endurecimientos en el corazón y muros y caretas a causa de la enfermedad de la carne.
La ciencia infusa como natural es la salud espiritual, al armonía interior, la relación con los demás y todos los seres creados y con el Dador, el Conocedor, nuestro semejante.

Así la Razón es en todo su esplendor. Un estado natural en el que no se da la Fe ni la Esperanza. Solo el Amor. Ya que Dios es Amor ayer, hoy y siempre.

Sobre lo demás y más sobre esto, ya se verá.

Traducción de Imagine by Lennon by Fonso

Imagínese que no hay Cielo – es fácil si usted lo intenta –, y nada de un Infierno debajo de nosotros. Sobre nosotros solamente el cielo. ██ Imagine para toda la gente el vivir sólo en presente… Imagínese que no hay países – no es tan difícil de concebir –, y nada de matar o morir por ningún motivo. Ni tampoco religión. ██ Imagine a toda la gente vivir una vida en paz… No se imagine ninguna propiedad – me pregunto si es capaz –, sin necesidad de avaricias ni de hambrunas: la fraternidad humana. ██ Imagine a toda la gente compartiendo el mundo entero… Usted dirá que soy un soñador, ██ pero no soy el único. ██ Espero que algún día usted se una a nosotros, ██ y el mundo vivirá en unidad.

lunes, 15 de diciembre de 2008

Salvados por The Beatles


Sí, ya sé. La noticia saltó hace mucho tiempo. El tiempo en los mass media se aleja muy deprisa y los asuntos de interés despiertan nuestro interés durante cada vez menos tiempo pues también los consideramos cada vez con más "rapidez y agilidad". Cada vez las noticias son más volátiles y nosotros más volubles.
Particularmente me importa más bien poco o por no decir nada lo se que pueda opinar desde L'Osservatore Romano a cerca de los The Beatles. Sin embargo la noticia de la "absolución" del Vaticano para The Beatles se me ha quedado rondando por mis interiores y adentros por varios motivos.
Uno de ellos es que no hay manera de saber a posteriori qué es lo que se dijo en ese medio pues no está disponible en la red. Mantienen ese punto de tradicionalidad y discrecionalismo.
Pero sobre todo es por la formula utilizada en la absolución de aquella blasfemia by Lennon, "Los Beatles somos más famosos que Jesucristo":
  • "Fue una frase que suscitó profunda indignación pero que hoy en día suena más a una mofa de un joven de la clase obrera inglesa abrumado por el éxito".
Madre mía! Quién habrá sido el pico de oro!

La cuestión es que en la opinión pública el asunto queda así y todos tan contentos. Arriba la simpleza!
Quedando así las cosas no puedo más que empezar criticando al Vaticano para continuar con los otros medios que se hacen eco del artículo en cuestión y acabando más mareado que un pato.
Al menos, lo que sí nos dejan hacer las circunstancias es comparar la "fórmula de absolución" con la explicación que le hacen hacer los periodistas a Lennon.

Llama de amor viva by S. Juan de la Cruz


1. ¡Oh llama de amor viva,
que tiernamente hieres
de mi alma en el más profundo centro!
Pues ya no eres esquiva,
acaba ya, si quieres;
¡rompe la tela de este dulce encuentro!

2. ¡Oh cauterio suave!
¡Oh regalada llaga!
¡Oh mano blanda! ¡Oh toque delicado,
que a vida eterna sabe,
y toda deuda paga!
Matando. muerte en vida la has trocado.

3. ¡Oh lámparas de fuego,
en cuyos resplandores
las profundas cavernas del sentido,
que estaba oscuro y ciego,
con extraños primores
calor y luz dan junto a su Querido!

4. ¡Cuán manso y amoroso
recuerdas en mi seno,
donde secretamente solo moras
y en tu aspirar sabroso,
de bien y gloria lleno,
cuán delicadamente me enamoras!

domingo, 14 de diciembre de 2008

Dios?


A veces se ven esfuerzos por no ser "rígido y formal" y hasta casi se consiguen en ocasiones. Hay un temor, en cuanto a incertidumbre, que hace que se mantenga un punto en común con la "ortodoxia populista doctrinal", a modo de referencia (referencia que se torna falaz).

Hay tres nociones fundantes de la realidad: Ser, Palabra, Amor. Si nos parece difícil abarcar solo una de ellas, qué será el llegar a abarcar las tres en su unidad!
Solo que intentar abarcar una sola es simplemente imposible, y abarcar el concepto Ser-Palabra-Amor (y hablo en singular pues es uno solo) es sencillamente posible.
Acaso Dios es Ser? O Dios es Palabra? Las Sagradas Escrituras no lo dicen. Dicen:
  • Yo soy.
  • El Verbo era Dios.
Y sin embargo sí que se dice expresa y explícitamente que Dios es Amor.

Me pregunto si alguien es capaz de concebir a Dios como un conjunto de decisiones, como un conjunto de verdades, como un conjunto de posibilidades,... Estas cosas no es Dios.
Ante la cuestión de este atributo divino, acaso hay alguien que piense que el Amor de Dios es mutable? Perfectamente puede pasar esto como una pregunta retórica. Aunque además Él mismo lo dice: no puede olvidar a nadie, no puede hacer oídos sordos. Y escuchando no puede dejar de salvar.

Quien no lo vea claro, en mi opinión, puede que le falte Fe y Esperanza en su Amor; ni tampoco tiene claro lo que es la Verdad. Pues las palabras, propiamente, son palabras de vida. Y si no, no son verdaderas ni amorosas.

sábado, 13 de diciembre de 2008

Diversas iglesias cristianas


Ayer una noticia en h2onews me daba una breve e incompleta lista de las distintas iglesias cristianas que hay. Se hablaba del mundo ortodoxo y de luteranos, metodistas, anglicanos y reformados... y de católicos como es obvio en esa noticia.
Puedo decir que mi contacto con el cristianismo que nosotros los católicos llamamos protestante (que son todas las iglesias excepto la católica y la ortodoxa) empieza unas escasas semanas antes de empezar este jovencísimo blog. Es decir, hará mes y medio o dos meses a lo sumo.

Podéis ver en mi perfil los blogs que "sigo" cuyos bloguers son cristianos no católicos. Entrecomillo "sigo" pues ni están todos los que son, ni tampoco son todos los que están. Y sé que algunos de estos bloguers visitan este blog y puede que hasta lean algo. [jeje]
El asunto es que fueron ellos quienes me inspiraron y motivaron a empezar este blog. Puedo valorar su frescura para abordar asuntos eclesiales, religiosos, teológicos y humanos. Y me hace tener una visión más amplia al ver que cada iglesia y cada comunidad tiene en la cresta de la ola una temática diferente, unas preocupaciones diferentes y una problemática diferente.

Puedo decir que los católicos en España tenemos una preocupación por la relación Iglesia-Estado y por alcanzar una cota de influencia en la opinión pública. Esto hace que los Pastores tengan estos motivos para espolonearnos y zarandearnos para sacarnos del adormecimiento tibio de la comodidad chandalera y pantuflera.
También puedo decir que los católicos nos dedicamos en 95% a sentar bases, a pontificar, a adoctrinar, a ser apologetas y a defender por defender aunque de manera crítica sea indefendible,... y todo eso. Digo el 95% del los católicos bien vistos por la oficialidad, o por la supuesta oficialidad que pensamos predominante. Los otros católicos no son considerados más que como una especie de ejército de Pancho Villa cuyas voces esperamos ver languidecer tendiendo a ser moribundas o acalladas definitivamente.

Uf! Menudo embrollo me he montado! Este post era para que los cristianos que vienen por aquí me vayáis diciendo como está estructurado eso de las iglesias evangélicas, reformadas,... y todo eso. Espero que con vuestros aportes me pueda hacer cargo que hay por el mundo más allá del mío. Gracias de antemano.

El titular de la noticia era Diálogo, camino para el ecumenismo.

Pensamiento Ortodoxo │ 02 by J. Meyendorff

Otro texto de teología ortodoxa que el comentarista Anónimo deja en el post titulado "Pensamiento Ortodoxo │ 01 by W. Zaniewicky". En esta ocasión, es Jean Meyendorff quien comenta el error de traducción que Agustín comete:

“El texto bíblico que desempeñó un papel decisivo en la polémica entre agustín y los pelagianos es el de Rom 5, 12 donde Pablo, refiriéndose a Adán, escribe: “Igual que por un hombre entró el pecado en el mundo y por el pecado la muerte, y la muerte se propagó sin más a todos los hombres dado que [porque] todos pecaron [eph' hô pantes hêrmaton]…” En este pasaje, el verdadero problema es de traducción. Las cuatro últimas palabras del texto griego se tradujeron al latín como in quo omnes peccaverunt (= “en el cual” [o sea, en Adán] todos pecaron, y esa traducción se utilizó en Occidente para justificar la doctrina de la culpabilidad heredada de Adán y compartida por sus descendientes. Pero el original griego, que es lógicamente el texto que leían los bizantinos, no admite ese significado. La forma eph’ hô -contracción de la preposición epí con el pronombre relativo ho- se puede traducir como “porque” (o “a causa de”), un significado admitido por la mayoría de los estudiosos modernos pertenecientes a las más diversas confesiones. Esa traducción confiere al texto de Pablo el significado de que la muerte, que fue para Adán el “salario del pecado” (Rom 6,23), es también el castigo que se aplica a los que pecan, coo Adán lo hizo. Eso atribuye al pecado de Adán un significado cósmico, pero no implica que sus descendientes sean “culpables” como él lo fue, a no ser que pequen de la misma manera que él pecó(…). La muerte es la retribución normal del pecado.

viernes, 12 de diciembre de 2008

El estado de pérdida y el dolor


A veces se oye algo como esto: "Parece ser que el hombre quedó en un estado en que era incapaz de nada bueno por sí mismo".

Personalmente, no puedo admitir ni siquiera esa sospecha. Es cierto que esto que se indica se refiere a que ni el hombre ni la Humanidad entera era capaz de redimirse del pecado original. Y es cierto que desde la situación que te deja el obrar el mal el retorno al bien es algo que parece no correr a nuestro cargo.
Es muy diferente tener la naturaleza herida o "degradada" en cierta manera que tener la imposibilidad de obrar nada bueno por sí mismo.

Hay otra perspectiva, juridicista, por llamarla de alguna manera (vaya nombre más feo, pero no se me ocurre otro mejor), que responde más al esquema culpa-expiación.
Está claro que desde una perpectiva no debemos olvidar las otras. Quizás nuestra mente solo es capaz de ver las cosas desde un concepto que fundamenta esa perpectiva. O quizás nos es difícil integrar en un discurso lógico distintos conceptos fundamentales.

Pienso que Amor siempre es el "concepto" fundamental en todo. Y pienso que de hecho el Amar integra el Cuidar, el Proveer, el Ayudar, el Obedecer, la Justicia, la Misericordia, la Educación, el Sentimiento, el Afecto,...
Dios es Justo (tres veces Justo). Y no es bueno para nosotros tener el acceso al Árbol de la Vida sin vivir el "estado" de pecado, de enfermedad, de estar perdido,... habiendo errado, habiendo obrado el mal, habiendo perdido la salud,...
La ausencia de ese "dolor" imposibilita la "libre y sincera conversión", imposibilita un acto voluntario, libre y decidido, de la voluntad de adhesión al Bien, al Amor. Se ama el dolor en el sentido que me informa del camino de vuelta al Paraíso, a Dios.

Incluso si nos fijamos solamente en la Obediencia, en el Sí a la Voluntad del Padre, tampoco es suficiente en sí misma esta perspectiva. Lo que ocurre es que nos es suficiente. Pues sabemos y suponemos que Dios no es arbitrario y en Él siempre hay razones, y no sin-razones o arbitrariedades, aunque se nos escapen.

Pensamiento Ortodoxo │ 01 by W. Zaniewicky

En el post del 8 de diciembre pasado titulado Solemnidad de la Inmaculada Concepción, Anónimo (cristiano ortodoxo de tradición eslava) me deja unas palabras de W. Zaniewicky que explican bien su visión del tema:

Para san Agustín, el hombre antes de la caída es una criatura "concupiscente y mortal", pero a la que Dios ha hecho don de la gracia, que es un "don sobreañadido" (donum superadditum). Este don no forma parte de la naturaleza humana en tanto que tal, y depende del acto mismo del Creador. Le permitiría escapar del pecado y de la muerte.
El pecado de Adán le retiró ese don de la gracia, y se convirtió en lo que era por naturaleza, es decir, en "concupiscente y mortal". Más aún, la culpabilidad se extendería a toda su descendencia, y todos compartirían su falta, ya que habrían pecado en él.
El hombre habría pues cometido un pecado original alzándose contra el orden establecido por Dios, un acto, una falta: "peccatum actuale". Este pecado se habría hecho hereditario y se convertiría en un estado: "peccatum habituale", el de la esclavitud del hombre con respecto a la concupiscencia y la muerte.
Para Agustín, Cristo elimina la falta original gracias al bautismo. Lega así a Occidente problemas angustiosos: condenación de los no bautizados, universalidad de la falta de Adán en seres que todavía no han sido creados, limitación o no de la gracia "recuperada" tras el bautismo; es el tema de la predestinación, que hallará su desarrollo último con el jansenismo del siglo XVII.
Una concepción semejante es totalmente extraña al Oriente: la doctrina tradicional se funda en la imagen bíblica de la creación del hombre a imagen y semejanza de Dios. La indestructibilidad de la imagen divina es tal que el pecado del hombre puede empañar e incluso alterar esta imagen, pero en ningún caso suprimirla. Es lo que permite al hombre cooperar libremente por su salvación "aportada por Cristo, reconocer sus faltas, convertirse y recibirle" (sinergismo).
Jamás ha conocido Oriente la doctrina agustiniana del estado de una naturaleza humana creada "mortal y concupiscente", de una "gracia sobreañadida", ni tampoco el término de "pecado original". La herencia de Adán no es la transmisión hereditaria de una falta, sino simplemente la de la mortalidad. El texto de Romanos 5, 12: "quo omnes peccaverunt", traducido por Agustín "que todos han pecado" (en Adán) adquiere un sentido diferente. Para Oriente el sentido es éste: cometiendo su pecado, Adán ha pecado en la muerte, o dicho de otro modo, ha merecido la mortalidad y la decadencia; al igual, nosotros, sus descendientes, por nuestros pecados, continuamos pecando en la muerte. Podría traducirse: "la muerte, a causa de la cual todos han pecado, ha pasado a todos los hombres". La naturaleza humana no ha heredado así una culpabilidad, sino una servidumbre de la muerte, ya que sólo los pecados personales suscitan esta culpabilidad.
No hay entonces para los descendientes de Adán pecado ancestral, de falta transmitida ("peccatum actuale"), sino un estado de decadencia ("peccatum habituale"). La mortalidad es una esclavitud de la cual Cristo viene a liberarnos permitiéndonos la inmortalidad.
O, si se quiere, todos han pecado en la muerte, y no en Adán. El bautismo no es un sacramento que limpie una falta original, común a todos los hombres, sino una iniciación que confiere un nuevo nacimiento en el Nuevo Adán que es el Cristo, y que, por ello, integra al bautizado por un acto trascendente en una nueva humanidad que participa de la inmortalidad.
En este sentido, la Iglesia Ortodoxa no puede admitir el dogma católico de la Inmaculada concepción promulgado en 1854 por el papa Pío IX, y que retoma las tesis de san Agustín y las formulaciones de Duns Scoto: si María no ha nacido en el estado humano, que implica una decadencia (se trata aquí de la concepción de María, que habría nacido sin el "pecado original"), no se entiende cómo puede transmitir a su Hijo una humanidad que, precisamente, necesita la salvación.
Igualmente, la Ortodoxia tampoco puede admitir el dogma de la Asunción corporal de la Virgen (Pío XII, 1950), pues habla de Dormición, de paso por la muerte física.
Para el Oriente cristiano, sólo Cristo es el Redentor. Su madre, la Théotokos, no es co-redentora, como quisiera Occidente, sino que es, junto con los santos, mediadora. En el tronco común del cristianismo, el mensaje estaba claro: el Verbo toma carne de una mujer (Dios es sarcóforo), y el hombre recibe el Espíritu (es hombre es pneumatóforo).
Dios se hace hombre para que seamos deificados. No pone obstáculo a la muerte, porque no hay obstáculo para la Resurrección. La divino-humanidad, término ausente de los diccionarios, significa la destrucción del muro de separación entre el Creador y su creación. Hacer de su madre un "avatar" divino le quita todo el sentido al mensaje.

A la virgen de Guadalupe, como infante

En el 477 Aniversario de las Apariciones de Nuestra Dulce Señora Santa María de Guadalupe en el Tepeyac.

Interpretación Indígena de la imagen de Nuestra Señora de Guadalupe:
La estatura de la Virgen en el ayate es de 143 centímetros y representa a una joven cuya edad aproximada es de 18 a 20 años.
Su rostro es moreno, ovalado y en actitud de profunda oración. Su semblante es dulce, fresco, amable, refleja amor y ternura, además de una gran fortaleza.
Sus manos están juntas en señal del recogimiento de la Virgen en profunda oración. La derecha es más blanca y estilizada, la izquierda es morena y más llena, podrían simbolizar la unión de dos razas distintas.
Lleva el cabello suelto, lo que entre los aztecas era señal de una mujer glorificada con un hijo en el vientre.
Está embarazada. Su gravidez se constata por la forma aumentada del abdomen, donde se destaca una mayor prominencia vertical que trasversal, corresponde a un embarazo casi en su última etapa.
La flor de cuatro pétalos o Nahui Ollin: es el símbolo principal en la imagen de la Virgen, es el máximo símbolo náhuatl y representa la presencia de Dios, la plenitud, el centro del espacio y del tiempo. En la imagen presenta a la Virgen de Guadalupe como la Madre de Dios y marca el lugar donde se encuentra Nuestro Señor Jesús en su vientre.

Oración:
Madre Santísima de Guadalupe. Madre de Jesús, condúcenos hacia tu Divino Hijo por el camino del Evangelio, para que nuestra vida sea el cumplimiento generoso de la voluntad de Dios.
Condúcenos a Jesús, que se nos manifiesta y se nos da en la Palabra revelada y en el Pan de la Eucaristía.
Danos una fe firme, una esperanza sobrenatural, una caridad ardiente y una fidelidad viva a nuestra vocación de bautizados.
Ayúdanos a ser agradecidos a Dios, exigentes con nosotros mismos y llenos de amor para con nuestros hermanos.
Amén.

Hoy me traigo tres citas


Hoy me traigo tres citas que acabo de encontrar por ahí, así como seguiditas:

1.
“Todo lo que es profundo ama la máscara […] todo espíritu profundo necesita una máscara: más aún, en torno de todo espíritu profundo crece continuamente una máscara, gracias a la interpretación constantemente falsa, es decir, superficial, de toda palabra, de todo paso, de toda señal de vida que él da.
Friedrich Nietzsche.

2.
Por experiencia personal sé con cuanta diligencia he tratado de ser bueno, aceptable, agradable, un ejemplo de valor para los demás. Siempre existió el esfuerzo consciente de evitar los escollos del pecado y del constante temor de ceder ante la tentación. Pero junto con todo eso vino una seriedad, una intensidad moralista, y hasta un toque de fanatismo, que hizo que fuera más difícil sentirme en casa en el hogar de mi Padre. Me volví menos libre, menos espontáneo, menos juguetón.
Henri Nouwen.

3.
Cuando en un tribunal todos están de acuerdo y condenan por unanimidad al presunto culpable hay que librarle inmediatamente, pues la unanimidad es prueba de inocencia.
Principio talmúdico.

60 aniversario de la redacción de los Derechos Humanos


Al día siguiente de finalizar la II Guerra Mundial, el 10 de diciembre de 1948, fue redactada la Declaración Universal de los Derechos Humanos. Se ve que la tenían ya preparada. No creo que la redactaron al día siguiente de una guerra mundial por inspiración. Menos mal que hay gente que piensa mientras todos están y siguen conmocionados.
Hace 10 años, con el 50 aniversario, se corría la voz de que otro documento, La carta de la tierra, se estaba preparando e iba a ser aprobado con la pretensión de sustituirlos. En la wiki Wikipedia dice lo siguiente:
En 1987, la Comisión Mundial para el Ambiente y Desarrollo de las Naciones Unidas hizo un llamado para la creación de una carta que tuviera los principios fundamentales para el desarrollo sostenible. La redacción de la Carta de la Tierra fue uno de los asuntos inconclusos de la Cumbre de la Tierra de Río en 1992. En 1994 Maurice Strong, Secretario General de la Cumbre de la Tierra y Presidente del Consejo de la Tierra y Mikhail Gorbachev, Presidente de Cruz Verde Internacional, lanzaron una nueva iniciativa de la Carta de la Tierra con el apoyo del Gobierno de los Países Bajos. La Comisión de la Carta de la Tierra se formó en 1997 para supervisar el proyecto y se estableció la Secretaría de la Carta la Tierra en el Consejo de la Tierra en Costa Rica.
Digo yo que el bulo de pretender sustituirlos era para crearle a la Carta un freno social. Ya que se dice que los Derechos Humanos son de inspiración cristiana y la Carta de la Tierra es de inspiración newager.
Qué manía con la capitalización y rentabilización de Cristo! Es algo que no puedo asimilar y a la vez no puedo decirlo en voz alta pues me pueden ver como el enemigo infiltrado en nuestras filas para la disgregación eclesial: cual león rugiente.

Bueno pues, una cita de Resolución de la Asamblea General 217 A (iii) del 10 de diciembre de 1948:
La Asamblea General proclama la presente Declaración Universal de Derechos Humanos como ideal común por el que todos los pueblos y naciones deben esforzarse, a fin de que tanto los individuos como las instituciones, inspirándose constantemente en ella, promuevan, mediante la enseñanza y la educación, el respeto a estos derechos y libertades, y aseguren, por medidas progresivas de carácter nacional e internacional, su reconocimiento y aplicación universales y efectivos, tanto entre los pueblos de los Estados Miembros como entre los de los territorios colocados bajo su jurisdicción.

jueves, 11 de diciembre de 2008

El hijo del Hombre, el hombre infinito


Jesucristo, como persona, es muy especial ya que tiene dos naturalezas.
Jesucristo es el hombre de la Humanidad de valor infinito en cuanto ofrenda del sacrificio, dado por Dios. Si Dios creó a nuestros primeros padres, siendo nosotros descendientes de ellos, en Jesucristo se realizó un nuevo acto creador.
Al igual que no es posible imaginar el alma, menos todavía es posible imaginar la naturaleza de Dios en Jesucristo. Por llamarlo de alguna manera se habla de una unión hipostática.
En Jesucristo, siendo Dios, o de naturaleza divina (supongo que es lo mismo decir una cosa que otra), lo que se tiene que dar es que sea hombre. Dicho de otro modo, JC tiene que ser un hombre de valor infinito. Así el hombre da a Dios lo que en justicia le debe: el cumplimiento de una condena infinita contraída por un delito infinito: el pecado original.
Aunque tenga dos naturalezas, ¿la persona es humana o manifiestamente humana? Sea como sea, no como los demás hombres, criaturas de Dios de valor finito, sino como hijo del Hombre.
Adán y Eva eran perfectos hombres en el paraíso. Ellos con toda su descendencia en el paraíso, es decir, toda la Humanidad sin mácula no tiene el valor necesario para alcanzar el perdón de una ofensa a Dios, la Redención.

Así soy capaz de comprender el silencio de Dios, en la prueba, en tal trance, y me es posible tomar a Jesús como modelo.

Y me surge alguna cuestión más. Jesús fue tentado. En aquel momento no vivió el abandono de Dios?
Jesús crecía en edad y sabiduría. Alcanzó la sabiduría que le permitió realizar su misión con el silencio absoluto de Dios: Sacerdote, Víctima y Altar.
A mí, la teoría esa de las dos voluntades, no me la acabo de creer.

Jesús en la Pasión: su miedo; sus palabras


La palabra de hombre en los Salmos y en los otros libros del AT, son palabra de un hombre que ve las cosas con desasimiento y desde un punto de vista que le es común al resto de su pueblo. La palabra de un hombre literato, poeta, que expresa la voz de un pueblo.
Por mucha inspiración y autoría de Dios respecto al AT, si los hagiógrafos no llegaron a ser "marionetas" de Dios (como algunos visionarios pretenden defender de sí mismos), no pueden reflejar exactamente lo que JC vive.
Aunque Jesús como hombre viva lo que vive cualquier hombre en su situación. Aunque la expresión verbal de Jesús sea como la de los hombres del AT, con Jesucristo cobra nuevas dimensiones (y no en términos de "Bien", si no de "Verdad").

Tengo entendido que el miedo surge del "instinto" de conservar la vida. Así como la vergüenza del "sentido" del bien.
Jesucristo, solo como hombre prefecto pero, como HombreDios, como Hijo del Hombre, no puede temer por su vida: Él conoce, comprende, ama.
Si no fuese perfecto hombre, tendría miedo, no comprendería, ni podría decir a su Padre que no tenga en cuenta tales hechos a los que hacen posible su Pasión.

El miedo (o la enfermedad) es consecuencia de la "expulsión del Paraíso", como lo es que todas las fieras nos vean como a uno de ellas. Y Jesús, excepto el pecado y, también, excepto lo que la naturaleza caída suponga, fue como uno de nosotros.
En cierta medida, todo esto atenta a la vida: el mal, el dolor, lo desconocido,... Habría que discernir lo que atenta a la vida de lo que atenta al ego natural caído que tenemos.
Y el miedo, en sí, no es pecado.

miércoles, 10 de diciembre de 2008

Esquema del Salmo 1


Salmo 1.

Este salmo habla de la Ley del Señor versus el consejo de los malvados.

La libertad es el camino y el camino es de los justos.

El Señor tiene la Ley y los malvados, consejos.

A los consejos se los sigue y a la Ley se la medita con complacencia.

Unos son árboles y otros paja.

Y a los hombres que custodian la Ley se les sigue.
Y sobre los juicios y los discernimientos de la Razón, mejor no hablar.
Cómo se expresa la Razón!

martes, 9 de diciembre de 2008

La libertad: los caminos del hombre │ Salmo 1


Salmo 1.

¿Sólo hay dos caminos para el hombre? Bueno, para el Hombre ('Adam'), sí, básicamente. ['Adam': antes de distinguir 'iss' de 'issa']
Esa es la libertad fundamental del ser humano.
Para empezar a hablar de libertad, se puede tomar la noción Verdad o Logos como fundamento. Entonces decimos que la libertad es la elección entre la verdad y el error.
Pero, ¿acaso es posible afirmar, en verdad, que alguien elige/eligió/está eligiendo el error? O incluso, ¿acaso es posible afirmar, en verdad que alguien pueda que elija/eligió/esté optando por un error?

Imágenes de Dios hay muchas a estas alturas de la Humanidad y bien dicen que no son más que proyecciones del ser humano. Puesto que quien concibe la posibilidad de la elección del error (aunque sea implícitamente mediante una expresión parecida a esta anterior de libertad) responde a un estereotipo de dios: ese dios conocedor de "la verdad verdadera" y de "unas verdades falsas". Puesto que su verdad, esas "verdades verdaderas", son tan cortas, estrechas, reducidas y limitadas que da margen a otras verdades que están fuera del conjunto de "verdades verdaderas", llamado "conjunto verdad".
Siendo hombre no endiosado es imposible concebir, en verdad, la posibilidad de que alguien haya optado por el error.

Si para hablar de libertad, tomo la noción de "Bien" como fundamental, entonces se dice que la libertad es la elección, la posibilidad de optar por el bien o por el mal.
Y estamos incurriendo en el mismo error, estamos cayendo en la misma trampa que antes. Nadie puede pensar en términos de "optar por el mal", siéndole sólo posible a ese dios imaginario de nuestra imaginación y a quien actúa con esa mentalidad.

Por ende, tampoco se podría hablar en términos de "optar por no amar".

En la comprensión plena de la Realidad no se concibe ni se habla de males, errores,... ni odios, rencores, miedos,... La Razón, cuya naturaleza disfruta cada uno, no concibe la libertad como posibilidad de elección. Ya que en el fondo no es ni mejor ni peor la elección de una de los platos de la carta respecto a otro.

lunes, 8 de diciembre de 2008

Solemnidad de la Inmaculada Concepción


Del Prefacio de la Eucaristía de la Inmaculada Concepción:
Porque preservaste a la Virgen María de toda mancha de pecado original, para que en la plenitud de la gracia fuese digna madre de tu Hijo y comienzo e imagen de la Iglesia, esposa de Cristo, llena de juventud y de limpia hermosura.

Purísima había de ser, Señor, la Virgen que nos diera el Cordero inocente que quita el pecado del mundo.

Purísima a la que, entre los hombres, es abogada de gracia,
y ejemplo de santidad.




Himno litúrgico:
Ninguno del ser humano
como vos se pudo ver;
que a otros los dejan caer
y después les dan la mano.

Mas vos, Virgen, no caíste
como los otros cayeron,
que siempre la mano os dieron
con que preservada fuiste.

Yo, cien mil veces caído;
os suplico que me deis
la vuestra, y me levantéis
porque no quede perdido.

Y por vuestra concepción,
que fue de tan gran pureza,
conserva en mí la limpieza
del alma y del corazón,
para que de esta manera
suba con vos a gozar
del que solo puede dar
vida y gloria verdadera. Amén.

El CIC y la definición de pecado


Definición de pecado:
"El pecado es una falta contra la razón, la verdad, la conciencia recta; es faltar al amor verdadero para con Dios y para con el prójimo, a causa de un apego perverso a ciertos bienes. Hiere la naturaleza del hombre y atenta contra la solidaridad humana."

Un apunte acerca de la Muerte de Jesucristo


Un romance castellano dice: "Corazón que no quiera sufrir dolores, pase la vida entera libre de amores".
El concepto de mal no lo sabemos manejar. De hecho, ver el mal con tal entidad como el bien es algo propiamente gnóstico.

Es pensable la dimensión relativa que tiene Dios de la muerte. Si incluso para un creyente, la muerte supone un tránsito no más, para Dios supone algo como un "Hola, sigues por aquí! Qué bien!".
La Muerte de Jesucristo fue el acto Redentor y era necesaria. Quién va a dudar de esto después de dos milenios!? Era necesaria la Encarnación para que la Humanidad satisfaciera su pena, sino era imposible. Y aquí hay una conjugación de Misericordia y Justicia admirable. Y el amor hace lo que tiene que hacer, independientemente de lo costoso que sea.
Jesús, así lo veo, no me salva por el sufrimiento. Sino que me dice cuál es la verdadera importancia del sufrimiento: el sufrimiento deja de ser obstáculo para que ame. Jesús me salva porque vuelve a abrir los caminos divinos de la tierra, me vuelve a hacer posible que tenga acceso al fruto del árbol de la Vida en justicia y no por privilegio de un consentido y mimado hijo-de-papá. Fruto que es la Eucaristía.

Pues no estamos hechos para el sufrimiento. "Estamos hechos" para labrar y cuidar el jardín del Edén, para amar en definitiva.
Si perdemos la noción de pecado, perdemos la noción de sacrifico, y viceversa. Y si desfiguramos la noción de sacrificio, no entendemos la Redención. Y acabamos desfigurando nuestra concepción de Dios al no saber conciliar aparentes contradicciones en Él. Y acabamos también por difamar a la Razón.

domingo, 7 de diciembre de 2008

Elementos destacados para un buen vivir


Ahora, los sigo desde hace poco, entre los sábados con citas y los domingos con Kivitz que ofrece ensayos de TeoSubversión, el avance espiritual gana el calidad significativamente. Gracias, Monja, desde la clandestinidad.
Traigo un texto de Kivitz del cual me parece que se puede extraer todo un programa que alimenta e informa la vida.
Hay caminos de éxito y de felicidad que todos los mortales como nosotros, llegando al final de la vida, se enorgullecerían de tenerlos transitados. Sería razonable que comparáramos las aspiraciones sociales contemporáneas con el legado de hombres como Albert Schweitzer, Mohandas Gandhi, Martin Luther King Jr. y Nelson Mandela.
Bueno sería se consiguiéramos acompañar y discernir la profundidad de las reflexiones existenciales de George Hegel, Martin Heidegger, Albert Camus, Friedrich Nietzsche, Emmanuel Kant, Soren Kierkegaard y Jean Paul Sartre.
Tal vez encontrásemos algunas placas señalizadoras para la vida que fueron dejadas por aquellos que intentaron hacer el mapa del alma, como Sigmund Freud, Alfred Adler, Carl Jung y Viktor Frankl. Mejor provecho tendríamos si buscáramos el por qué de las cosas y las razones que hay detrás del universo como buscaron Tales, Sócrates, Platón Aristóteles, René Descartes y sus tantos pares menos célebres.
Podríamos avanzar bastante siguiendo la ruta de la filosofía oriental, desarrollando sus disciplinas y aprendiendo de sus inagotables historias con conversaciones enigmáticas entre maestros y discípulos.
Y, sin sombra de dudas, cosecharíamos maravillosos frutos del vergel de las tradiciones de la espiritualidad judeo–cristiana, desde el Antiguo y Nuevo Testamento, iniciando con la sabiduría rabínica, aprendiendo con los padres de la iglesia y oyendo correctamente a los Reformadores. Sí, si, estaría bien. Pero deberíamos detenernos de todo ese largo camino reverentemente delante del incomparable e inevitable Jesús de Nazaret.

Pues eso, que no es poco.

La crisis económica mundial │ 01

Aunque haga referencia a un vídeo de YouTube, éste no tiene nada que ver directamente con este post. Tan solo transcribo unas palabras que se escuchan al principio y que igual daría que estuviesen o que no. Son estas:
Estamos hablando de... el país que supuestamente mana leche y miel.
Estamos hablando supuestamente del país donde hay una civilización más avanzada en todo el mundo.
Estamos hablando del país donde supuestamente está el gran cúmulo de las riqu│(corte)

El mestizaje de latino, manual de pastoral, técnicas de hablar en público, sicología y manual de marketing americano está bien. La verdad es que es un buen profesional.

En esas palabras, tierra prometida, progreso y riquezas están racionalmente colocadas una al lado de otra. Y me llama la atención pues me parece que siguen subconscientemente ligadas e implicadas entre sí. Quizás, como digo, porque la razón discurre como si en el Paraíso continuase.
Y a partir de ahí no es tan irracional dar el paso para decir que cuando Jesucristo venga por segunda vez lo hará en algún lugar de EE.UU. Como tampoco es tan irracional ver los nuevos soplos del Espíritu Santo en la primera y única potencia mundial, en un pueblo con esa supranoción de país y de nación.

Ahora solo añado otro dato. Alguien debió decir lo siguiente refiriéndose a la famosa crisis actual: «hecho de vida gigantesco, quizás un “signo de los tiempos” difícil de interpretar desde una atenta mirada de fe histórica». Lo debió decir algún obispo español o la misma Conferencia Episcopal Española, pero no he encontrado la fuente.
Bueno, el que sea el derrumbe de otra nueva torre de Babel no indica la cercanía de la Parrusía. Es ahora cuando se empieza a apreciar, en presente y no en libros de Historia, la magnitud de lo que supone el desarrollo de una civilización.

Seguramente escriba más sobre la crisis. Quién sabe! Pero sí que alguna vez escribiré acerca de la fractura de la Razón al no conjugar Justicia y Misericordia como cualidades de Dios.

sábado, 6 de diciembre de 2008

Carácter diferencial de un hipotético clero femenino

  • Por ecumenismo no se habría promulgado el dogma de la infalibilidad pontificia que, si uno profundiza, tampoco acaba de tocar hueso. Y cuanto menos asombrosa, por no decir que estaba de sobra, por una mentalidad católica oriental.
  • En arameo, me parece, o en un idioma de aquellos, la tercera Persona de la Santímita Trimidad es femenina. Y no se convirtieron los que hablaban con aquella lengua pues les parecía incongruente (por decirlo suave) que el Espíritu Santo fencundase a santa María.


A lo que iba. Cuando hice algún apunte a cerca de la sicología diferencial y de neurociencia es porque me parece bastante revelador sin ser tendencioso.
Si detrás de esos apuntes ponemos a la clase política, a los mandamases en la economía, es muy clarificante.
También podríamos hacer crítica del clero en su vertiente humana y visible.

No he visto expresado en un documento, o no recuerdo, las funciones del clero. Como fruto de dos milenios de hegemonía masculina es previsible y lógico que esas funciones reflejen más las características sicológicas de los varones.

En cuanto a pastorear y a reunir la grey lo harían mejor las mujeres. Los Apóstoles se reunían en torno a María. Y en cuanto a pontificar... desde luego las mujeres "enternecerían mejor el corazón de Dios" (entrecomillado queda). Tal como Dios lo predispuso en su Sabiduría y Bondad desde antes de todos los tiempos con su Madre, Santa María.
En cuanto a cerrar filas para mantener la puerza doctrinal frente a influencias foráneas, quienes mejor lo hacen son los varones. Y ejemplos hay muchos tanto en la Cristiandad, como en el Islam.

Y más bien como anotación al margen, decir que si en Dios se identifican ser y esencia, con mayor motivo y más "fácilmente" se identifican paternidad y maternidad. Se dice Padre en sentido genérico análogamente a como se dice hombre, siendo el hombre... varón y mujer.
Eso sí, generalmente los varones nos "hartamos" más de las mujeres que las mujeres de los varones. Bueno, o si queréis, de diferente manera.

viernes, 5 de diciembre de 2008

La femeneidad de la Santísima Trinidad (que no feminidad)


A la primera persona de la Santísima Trinidad, se la podría llamar perfectamente Madre, cuya imagen es la Virgen María. Por qué Jesús fue varón? Quizás por la dualidad Taoísta del yin y el yang. Ya que si la madre tenía que ser femenina, la/el hija/o tendría que ser de varón.

A la segunda persona de la Santísima Trinidad se la podría llamar perfectamente Hija, cuya imagen es la Virgen María. Que es la pontífice por excelencia. Si la persona de Jesucristo es el Verbo, la persona de santa María es la Primogénita del género humano.

A la tercera persona de la Santísima Trinidad se la podría seguir llamando perfectamente Espíritu Santo (femenino en arameo). Indicando que las personas no son tales, sino que son las procesiones intratrinitarias las que se identifican con las personas. En Dios no coexisten personas y procesiones, sino que ambas se identifican. Para nuestra cabecita, la expresión limitada que más refleja la realidad es la que hace su fundamento en las procesiones. Y éstas son femeninas.

Respecto a la ordenación de mujeres


Todo apunta a lo decisorio para Dios que es, y de qué manera lo es, la sexualidad del Mesías.
Eso ilumina la interpretación de los evangelios, de los Hechos de los Apóstoles y de las Cartas de san Pablo. Siendo san Pablo el paradigma de verdades en las Sagradas Escrituras que son coyunturales, caducas o reinterpretables según la época, la mentalidad y la cultura.

Si resulta que la sexualidad del Mesías es algo esencial y vinculante, la Iglesia dirá que esa tradición era verdadera Tradición inspirada. Si la opción por una sexualidad de las dos a la hora de encarnarse fue algo circuntancial, entonces la Iglesia dirá que esa tradición no era Tradición y que lo que se decía en los documentos magisteriales no era infalible.
Mientras esas cuestiones estén ocultas en el Misterio no hay ni habrá razones de peso suficiente para dar licitud a la ordenación de mujeres.
Y aquí topamos con el positivismo.

La trasparencia simbólica en el Sacramento del Orden


Supongo pues que la transparencia simbólica de la corporeidad del ser humano en la auténtica naturaleza del sacramento indica que el Ministro, el Sumo Sacerdote, es varón y, por tanto, los sujetos del Sacramento del Orden solo pueden ser varones en virtud de ese vínculo con el misterio del origen. Solo pueden ser varones pues solo pueden celebrar el Sacramento del Sacrificio Redentor ministros varones. Jesucristo varón como instituidor de los Sacramentos y Primer Ministro (Sumo Ministro) celebrante.

Pues la Declaración Inter insignores la considero más bonita que la Carta apostólica Ordinatio Sacramentalis. Esto no es ni siquiera un dato y mucho menos un dato a considerar. Solo que la Inter insigniores es más explicativa y desgrana mejor las razones por las cuales el sacerdocio ministerial es exclusivo de los varones (no así el real), así como las objeciones al respecto.
No sabría hacer un resumen, pues a la hora de citar citaría el documento entero. Solo puedo pues recomendar su lectura y meditación.
Traigo solo unos párrafos:
25. (...) No se trata de ofrecer una argumentación demostrativa, sino de esclarecer esta doctrina por la analogía de la fe.
27. El sacerdocio cristiano es, por tanto, de naturaleza sacramental: el sacerdote es un signo, cuya eficacia sobrenatural proviene de la ordenación recibida; pero es también un signo que debe ser perceptible y que los cristianos han de poder captar fácilmente. En efecto, la economía sacramental está fundada sobre signos naturales, sobre símbolos inscritos en la psicología humana: «Los signos sacramentales -dice Santo Tomás- representan lo que significan por su semejanza natural». La misma ley vale cuando se trata de personas: cuando hay que expresar sacramentalmente el papel de Cristo en la Eucaristía, no habría esa «semejanza natural» que debe existir entre Cristo y su ministro si el papel de Cristo no fuera asumido por un hombre; en caso contrario, difícilmente se vería en el ministro la imagen de Cristo. Porque Cristo mismo fue y sigue siendo un hombre.
36. Por este motivo no se ve cómo es posible proponer el acceso de las mujeres al sacerdocio, en vista de la igualdad de los derechos de la persona humana, igualdad que vale también para los cristianos. A tal fin se utiliza, a veces, el texto antes citado de la carta a los Gálatas, según el cual en Cristo no hay distinción entre hombre y mujer. Pero este texto no se refiere en absoluto a los ministerios: él afirma solamente la vocación universal a la filiación divina, que es la misma para todos. Por otra parte, y por encima de todo, sería desconocer completamente la naturaleza del sacerdocio ministerial considerarlo como un derecho: el bautismo no confiere ningún título personal al ministerio público en la Iglesia. El sacerdocio no es conferido como un honor o ventaja para quien lo recibe. sino como un servicio a Dios y a la Iglesia; es objeto de una vocación específica, totalmente gratuita: «no me habéis elegido vosotros a mí, sino que yo os elegí a vosotros...».

Pistas magisteriales del sacerdocio ministerial exclusivo a varones


Christi fideles laici, exhortación apostólica post-sinodal de Juan Pablo II, reza: "En la participación en la vida y en la misión de la Iglesia, la mujer no puede recibir el sacramento del orden; ni, por tanto, puede realizar las funciones propias del sacerdocio ministerial. Es ésta una disposición que la Iglesia ha comprobado siempre en la voluntad precisa -totalmente libre y soberana- de Jesucristo, el cual ha llamado solamente a varones para ser sus apóstoles" (n. 51).

Este documento magisterial, aunque tega pinta de Magisterio ordinario también parece Magisterio infalible (ya digo que no me aclaro con eso de la infalibilidad de los textos magisteriales: es como si "todo es infalible y a pasear bajo el sol"; pero a ver si me documento al respecto alguna vez).
En la carta apostólica Mulieris dignitatem, dirigida a sus venerables hermanos y a sus amadísimos hijos e hijas, Juan Pablo II dice: "Cristo, llamando como Apóstoles suyos sólo a hombres, lo hizo de un modo totalmente libre y soberano" (n. 26).

Bien, todo esto nos trae una pista: en la época de Jesús de Nazaret habían sacerdotes y sacerdotisas, y, máxime, siendo él rompedor de esquemas y renovador del espíritu religioso, las mujeres lo servían sin limitarlas a preparar la mesa y el círculo más reducido de discípulos eran doce varones. La segunda persona de la Santísima Trinidad se podría haber encarnado en mujer, pero no lo hizo así.
Siendo Dios, la variable cultural no condiciona, solo que la tiene en cuenta libre y soberanamente.
Me surge una pregunta: los discípulos que enviaba de dos en dos por la comarca a curar, también eran todos varones?
Tengamos en cuenta que previa a la elección de los Doce, Jesús se pasa una noche en oración. Luego es a la vez don del Padre y la voluntad de Jesús. Y ésta es siempre una voluntad del Logos y, por tanto, una voluntad que tiene un sentido.
Y la tarea del pensamiento creyente es investigar la sensatez de esa voluntad, para que pueda transmitirse y vivirse según su significado y con adhesión interior.

Ordinatio Sacerdotalis se fundamenta en las siguientes referencias neotestamentarias:
"En efecto, los Evangelios y los Hechos de los Apóstoles atestiguan que esta llamada fue hecha según el designio eterno de Dios:
Cristo eligió a los que quiso (cf. Mc 3,13-14; Jn 6,70),
y lo hizo en unión con el Padre "por medio del Espíritu Santo" (Act 1,2),
después de pasar la noche en oración (cf. Lc 6,12).
Por tanto, en la admisión al sacerdocio ministerial, la Iglesia ha reconocido siempre como norma perenne el modo de actuar de su Señor en la elección de los doce hombres, que El puso como fundamento de su Iglesia (cf. Ap 21,14).
En realidad, ellos no recibieron solamente una función que habría podido ser ejercida después por cualquier miembro de la Iglesia,
sino que fueron asociados especial e íntimamente a la misión del mismo Verbo encarnado (cf. Mt 10,1.7-8; 28,16-20; Mc 3, 13-16; 16,14-15).
Los Apóstoles hicieron lo mismo cuando eligieron a sus colaboradores que les sucederían en su ministerio.
En esta elección estaban incluidos también aquéllos que, a través del tiempo de la Iglesia, habrían continuado la misión de los Apóstoles de representar a Cristo, Señor y Redentor".
Y repito: los Apóstoles se asocian especial e íntimamente a la misión de Jesucristo. Me parece que es como decir que reciben la "misma" vocación que el Verbo encarnado y éste fue varón.
Habría que investigar, en primer lugar y siguiendo esta línea, la sensatez de la razón por la cual el Verbo se encarnó en un varón.

El cardenal Joseph Ratzinger, nos decía:
Donde la Escritura se lee independientemente de la tradición viva, de modo puramente historicista, el concepto de institución pierde su evidencia, y el inicio del sacerdocio ya no aparece como descubrimiento y reconocimiento de la voluntad de Cristo en la Iglesia naciente, sino como un proceso histórico, que no fue precedido por ninguna voluntad institutiva clara y que, por tanto, podría haberse desarrollado de modo sustancialmente diverso. Así, el criterio de la institución pierde prácticamente validez y puede ser sustituido por el criterio de la funcionalidad. Esta aparición de una nueva relación con la historia va unida a los planteamientos antropológicos de nuestro tiempo: la transparencia simbólica de la corporeidad del ser humano, que es obvia para el pensamiento sacramental, es sustituida por la equivalencia funcional de los sexos; lo que hasta hoy se había considerado como vínculo con el misterio del origen, ahora se considera sólo como discriminación de la mitad de la Humanidad, cual resto arcaico de una imagen superada del ser humano, al que se debe contraponer la lucha por la igualdad de derechos. En un mundo totalmente orientado a la funcionalidad resulta difícil incluso el mero hecho de percibir otros puntos de vista que no sean los de la funcionalidad; la auténtica naturaleza del sacramento, que no se puede reducir a funcionalidad, a duras penas puede encontrar consideración.
Que es como decir que funcionalmente la mujer es capaz. Al menos es lo que desde ese punto de vista se admite racional y lógicamente correcta. Pero no podemos dejar de lado la voluntad institutiva y lo que la institución (el acto de intituir) representa y significa.
He aquí una segunda pista en la investigación, relacionada quizás en la primera: la voluntad institutiva y el acto instituidor; y la transparencia simbólica de la corporeidad del ser humano (obvia en el pensamiento sacramental).

jueves, 4 de diciembre de 2008

Cómo quiero a los ateos!


Tranquilos newagers que a vosotros también os tocará en vuestro turno. Los unos los otros y nosotros, es decir, a todos nos gustaría estar unidos en un mismo paraguas, iglesia, facción o legión. Pero no nos lo parece.
En verdad, estamos en una misma barca, la Humanidad. Es triste que Cristo marque una línea. O mejor dicho, es triste que hagamos que Cristo marque una línea. Y también es triste que cuando alguien de un lado hace algo que es apropiable por alguien de otro lado, en vez de ser signo de disolución de fronteras, nos reafirmamos y las remarcamos.
Todo esto venía porque quería traer este texto de un tal Carlos González. Es el siguiente:
"El ateo, al rechazar a Dios, lo que rechaza es la imagen que él se ha formado de Dios, y es posible que, si hubiera sabido a tiempo que había otras imágenes y las hubiera aceptado y vivido de antemano, no habría llegado a la negación. Es fácil descartar el ídolo que uno ha fabricado cuando deja de funcionar. 'Yo tampoco creo en el dios en que los ateos no creen', declaró certeramente el patriarca Máximo IV".
Al menos en la Iglesia Católica, todo aquello que se escapa de los dominios de la razón, de esa razón racional y científica, lo buscamos fuera, "objetivada", en la fe en un texto que llamamos Revelación, en un texto que llamamos Magisterio y en una cosa que se llama Tradición que generalmente nos la sacamos de la manga sin saber si va con mayúscula o con minúscula.

Los tiempos cambian y con ellos sus signos. No hay nada nuevo bajo el sol y a la vez no hay recetas cuajadas en el pasado para el presente.
Sería muy significativa la respuesta a esta pregunta: de qué no hablamos los católicos? Y no me digáis diciendo que del sacerdocio femenino que os doy un capón.

Sigo la serie de posts y comentarios que encontraréis tanto aquí como aquí.